La utilización del gas natural en el transporte urbano mejora la calidad del aire y permite una movilidad urbana más económica y sostenible

logrono-gasnatural-seminario6 Energía y Medio Ambiente

Durante un seminario realizado en Riojaforum por la Fundación Gas Natural Fenosa en colaboración con el Gobierno de La Rioja, diferentes expertos analizaron las ventajas y experiencias de la utilización del gas natural en el transporte urbano, la recogida de residuos y las flotas de reparto.

La Consejera de Desarrollo Económico e Innovación del Gobierno de La Rioja, Leonor González Menorca, y el director general de la Fundación Gas Natural Fenosa, Martí Solà, inauguraron hoy en Logroño el seminario El gas natural en el transporte: ventajas ambientales y económicas. Durante la jornada, a la que asistieron unos 100 profesionales, diversos expertos analizaron la necesidad de mejorar la calidad del aire en las ciudades, así como las ventajas ambientales y económicas que se obtendrían al actuar en el tráfico urbano sustituyendo otros combustibles por el gas natural.

Dado que el tráfico rodado es la causa de más del 65% de la contaminación urbana, el transporte es uno de los terrenos donde la implantación del gas natural tendría un efecto más beneficioso para la calidad del aire en la ciudad.

En este sentido, el director del Instituto Universitario de Investigación del Automóvil adscrito a la Universidad Politécnica de Madrid, José María López, explicó las fuertes exigencias de normativas como la Euro 6, que han conseguido reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno en un 90% y pretende reducir en un 99% en las emisiones de partículas. En este sentido, la utilización del gas natural permite avanzar más en la reducción de emisiones de NOx y eliminar por completo las partículas en suspensión. Además, aseguró que el gas natural tiene un mayor octanaje y rendimiento, menores emisiones de CO2, permite diversificar las fuentes de energía en el transporte con un combustible del que hay grandes reservas y también ofrece una reducción del ruido de los motores.

Un ahorro económico frente a la gasolina del 50%

Por parte del área de Movilidad de GAS NATURAL FENOSA, Benito Páramo comentó cómo se utiliza el gas natural en el transporte, qué tipo de estaciones lo suministran y comentó los ahorros que se pueden obtener según el tipo de vehículo y el combustible que se sustituya. Respecto del gasóleo, el ahorro económico que se obtiene oscila entre un 25 y un 30%, mientras que, respecto a la gasolina, los vehículos a gas natural presentan ahorros del 50%.

Según afirmó, siguiendo unas pautas de consumo estándar, la inversión en un coche de gas natural se amortiza en menos de un año y en el caso de camiones se puede amortizar entre un año y dos años y medio, dependiendo del modelo y su potencia. Si hablamos de autobuses urbanos, que realizan una media de 55.000 kms al año se calcula un ahorro de un 36% respecto a los modelos de gasóleo, es decir, se reduce el coste en 13.100 euros anuales por autobús. En los vehículos de recogida de residuos, además de reducir el ruido sustancialmente, pues son motores más silenciosos, se ahorrarían unos 5.000 euros por camión, un 22,5% menos.

El representante de Relaciones Institucionales de SEAT, Ramón Calderón, analizó la experiencia de este fabricante de automóviles en el uso del gas natural y las distintas versiones de modelos disponibles. Según dijo, “la compañía tiene un fuerte compromiso con el desarrollo del gas natural comprimido (GNC) como combustible alternativo: la tecnología GNC, ya consolidada, ofrece a los conductores la posibilidad de elegir una fuente de propulsión alternativa hasta la llegada definitiva del vehículo eléctrico, y convivirá con éste  gracias a su potencial renovable”. SEAT cuenta actualmente con la tecnología híbrida de gas natural comprimido y gasolina en el León, en sus acabados 5 puertas y familiar, en el Mii y en el Ibiza, a los que se suma en 2018, el nuevo crossover Arona.

Experiencias innovadoras en cuatro empresas y entidades

A continuación, se abordó en una mesa redonda el punto de vista del usuario y la experiencia con este combustible de varios tipos de empresas como la Municipal de Transportes de Madrid, una empresa de reparto como SEUR y una empresa de transporte por carretera como Transportes Vicuña, así como las experiencias del Ente Vasco de Energía con todo tipo de vehículos. Juan Angel Terrón, de la EMT, apuntó que Madrid cuenta con una flota de 2.040 autobuses que realizan 95 millones de kilómetros anuales para transportar a 414 millones de pasajeros. Según sus datos, desde 1994 la reducción de contaminantes gracias al uso del gas natural comprimido (GNC) ha sido del 83% y aseguró que “hoy por hoy el gas natural es la única alternativa real al diésel” hasta que en el largo plazo se pueda llegar a la electromovilidad urbana.

La responsable de Responsabilidad Social Corporativa de SEUR, May López, expuso su compromiso para que cada envío de los 350.000 diarios que realizan sea neutro en carbono sin que tenga un coste adicional para el cliente. Para ello miden la huella de carbono de su actividad conforme a estándares reconocidos y verificados externamente, reducen sus emisiones consiguiendo cada año 100 millones de entregas neutras en carbono y compensando el resto de las emisiones. Su objetivo actual es lograr 300.000 entregas diarias libres de emisiones de carbono.

El cierre de la jornada correspondió a la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, junto al director de la Fundación Gas Natural Fenosa, Martí Solà. La alcaldesa aseguró que dentro de la estrategia Smart City la ciudad tiene el compromiso de avanzar hacia una movilidad más sostenible y, según dijo, en cada renovación de los autobuses urbanos como la recientemente presentada, que afecta al 20% de la flota, se avanza en este objetivo.