El Museo del Gas invita a refugiarse del tiempo y regresar al pasado de la compañía.

El edificio es espectacular y una buena oportunidad para despertar en el público la curiosidad para descubrir la importancia del patrimonio industrial.

El precio de la entrada está al alcance de todos.

Existe la posibilidad de descubrirlo con actividades autoguiadas o talleres para experimentar en familia.

Cuenta con el archivo, biblioteca y hemeroteca histórica de empresa más grande del país.

Es un buen lugar para aprender de lo expuesto y ampliar conocimientos sobre el gas, la electricidad y la energía.

Dispone de contenidos renovados a través de las exposiciones temporales.

La participación y la interacción con el público forma parte de la experiencia de la visita al museo.

El mirador  del museo es un espacio que permite disfrutar de la vista urbana de Sabadell y de las montañas que la rodean. Un rincón para emocionarse y buscar inspiración.

El soporte audiovisual del museo, junto con los interactivos, maquetas, distintos niveles de lectura y juegos de luces y sombras, hacen que la visita sea muy completa.