estufa_detalle

Fabricado por Leclercq & Cie, París
Acero y latón
Mediados s. XIX
Número de registro: CR-153

De la fotografía: Calorífer parabólico
fotógrafo desconocido
© Museo del Gas de la Fundación Gas Natural Fenosa, 2017

Esta pieza, que se conserva en la Colección del Museo del Gas de la Fundación Gas Natural Fenosa, es un calorífero y su función era la de calentar una estancia mediante la combustión de gas. De este aparato se crearon varios modelos que fueron evolucionando. Los primeros caloríferos eran cerrados y no tenían sistema de eliminación de los gases de combustión. También se fabricarían con un depósito de agua que se calentaba aprovechando el calor del aire. Lo que presentamos aquí es un calorífero de tipo parabólico, ya que tenía un reflector en forma de parábola que permitía la recuperación del calor.

El diseño del aparato destaca por la chapa negra y níquel, y por contar, en la base, con unas patas que imitan las de un animal. Otros caloríferos de época, en cambio, se fabricaban de cerámica vidriada, de chapa esmaltada o, incluso, de hierro forjado. En cuanto al funcionamiento, en la parte inferior se ubicaba un quemador circular desde donde se realizaba la combustión, después de mezclar el gas con el aire. Los gases calientes subían hasta la parte superior de la maquinaria y se eliminaban mediante una pequeña chimenea de evacuación. De esta manera, se evitaba el contacto con el aire caliente que se distribuía por la habitación mediante una apertura de doble posición. Este aparato de fabricación francesa se empleaba en los hogares burguesas a mediados del siglo XIX. Posteriormente, cuando su uso doméstico se generalizó, se fabricaron otros modelos en forma cuadrada y, entonces, este aparato pasó a llamar “estufa”.