escritura

Escritura restaurada de la constitución de la Sociedad Catalana para el Alumbrado por Gas, del año 1843.

Archivo histórico de la Fundación Gas Natural Fenosa.

© Fundación Gas Natural Fenosa, 2018.

La escritura de constitución de la compañía Sociedad Catalana para el Alumbrado por Gas, la empresa que da origen a la actual Gas Natural Fenosa, es una de las joyas del archivo histórico de la Fundación Gas Natural Fenosa. El año 1841, el Ayuntamiento de Barcelona concedió, mediante una subasta, la concesión del alumbrado público de gas de la ciudad condal al industrial francés Charles Lebon. La tecnología del gas ya estaba en funcionamiento en Londres y en París donde, como consecuencia del uso de esta energía, las ciudades europeas encabezaron una profunda transformación social.

En julio de 1841, el Ayuntamiento de Barcelona y Charles Lebon firmaron el primer contrato de alumbrado público en España con una vigencia de quince años. Con el fin de abastecer Barcelona, en enero de 1843, Charles Lebon y los empresarios Gil y Serra, entre otros accionistas, constituyeron la Sociedad Catalana para el Alumbrado por Gas con un capital de 6 millones de reales (1500 acciones de 4000 reales). Esta sociedad, que hoy cuenta con más de 175 años de historia, se constituyó con el objetivo de producir gas para el alumbrado de la ciudad, sustituyendo así las antiguas farolas de aceite. Además de iluminar la ciudad, la naciente empresa energética no tardaría en tener los primeros abonados, entre los que destacaron tenderos y comerciantes, que pronto vieron los beneficios del gas en su actividad. Otros clientes que apostaron por esta energía pionera fueron los sectores de la industria y del espectáculo, así como las viviendas particulares de los hogares más acomodados.

El año 1846, la bolsa de Barcelona empezó su actividad de renta variable con un total de diez sociedades. Entre ellas figuraba la Sociedad Catalana para el Alumbrado por Gas, empresa que ha evolucionado y ha cambiado de nombre a lo largo de los años hasta convertirse en la actual Gas Natural Fenosa. En nuestros días, esta compañía energética mantiene intactos los valores de liderazgo y de trabajo para el avance y la mejora de la sociedad.