maquinilla

Máquina de afeitar eléctrica Philishave
Plástico, hierro y cobre, entre otros
Fabricante: Philips, Alemania, años 60 del siglo XX

De la fotografía: Máquina de afeitar eléctrica Philishave
Fotógrafo desconocido
© Museo del Gas de la Fundación Gas Natural Fenosa, 2018

La pieza de la colección del Museo del Gas que hoy presentamos es una de las máquinas de afeitar eléctricas más populares de los años 60 del siglo XX, la Philishave. Este aparato no forma parte del fondo originario de la colección Catalana de Gas y se ha incorporado recientemente a la colección del museo, junto con otras piezas destacadas del ámbito eléctrico que completarán la selección de objetos que se preservan.

La Philishave es un modelo de electrodoméstico que la empresa holandesa Philips comercializó en el mercado europeo, con múltiples variaciones, hasta el año 2006. Este aparato es originario de los Estados Unidos, sin embargo, en Europa y, sobre todo, en España el electrodoméstico no se popularizó hasta bien entrados los años 50 del siglo XX. Este modelo, fabricado en Alemania, incorpora un nuevo ingenio mecánico para efectuar el afeitado, un invento del ingeniero Alexandre Horowitz (Amberes, 1904-1982) de 1939. La máquina de afeitar dispone de dos cabezales con un sistema doble de hojas giratorias que permitía un rasurado más preciso que los aparatos anteriores. El cuerpo de la máquina huye de la forma alargada y rectangular de sus predecesoras y adquiere una forma ergonómica para facilitar su uso. El electrodoméstico es de plástico y solo dispone de un botón para proceder a la apertura de los cabezales para su limpieza. De este modo, la máquina de afeitar se ponía en marcha cuando se enchufaba a la corriente eléctrica mediante un enchufe con una pestaña para elegir el voltaje deseado: 110-130 V o 180-220 V. Gracias a la publicidad de la época, sabemos que el electrodoméstico disponía de una bolsita para proteger y guardar el aparato que, desgraciadamente, no se ha conservado.